Nuestro primer (re)diseño de un juego: Micro-combat

El fin de semana del 24 y 25 de noviembre, en el Festival DAU de Barcelona, tuvimos la oportunidad y el placer de presentar el que podemos considerar nuestro primer juego. Se trata de Micro-Combat, un juego de cartas de temática científica que hemos desarrollado para el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y que tiene como objetivo divulgar entre la población joven acerca de la problemática asociada a las enfermedades infecciosas y la resistencia antimicrobiana.

Micro-Combat es un rediseño de un juego de cartas presentado por ISGlobal en noviembre de 2017 en el marco de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso Prudente de los Antibióticos. En su versión original estaba pensado para jugadores a partir de 14 años de edad, con una duración que podía superar fácilmente los 60 minutos y con una mecánica competitiva que incluía la eliminación de jugadores a lo largo de la partida.

Desde Laboratori de Jocs nos interesamos por el juego y después de testearlo con el equipo de ISGlobal recibimos el encargo de rediseñarlo para mejorar su jugabilidad y aplicabilidad en el aula. Fruto de éste rediseño nace la actual versión de Micro-Combat, un juego de cartas cooperativo, pensado para jugadores a partir de 10 años de edad y con una duración aproximada de 15 minutos, ideal para ser usado en el aula y que permite introducir entre otros conceptos a qué tipos de patógenos estamos expuestos, cómo podemos prevenir la propagación de las enfermedades infecciosas, cuánto más efectiva és la prevención que el posterior tratamiento de las enfermedades o qué son las resistencias antimicrobianas.

En DAU cerca de 30 personas (mayoritariamente profesoras y profesores de ciencias) pudieron probar Micro-Combat y sus reacciones fueron muy satisfactorias. Lo primero que les llamó la atención es su presentación, simulando el packaging y el prospecto de un medicamento, que facilitó meter a los jugadores en situación antes incluso de abrir la caja. Otro elemento que recibió muchos comentarios fue el arte de las cartas, con un estilo cómic muy atractivo, obra del ilustrador Albert Tworents. Y por último la mecánica de juego ágil y rápida que permitió hacer más de una partida por mesa.

                                                   

 

 

 

 

 

En resumen, estamos muy contentos con la acogida que está teniendo Micro-Combat y el interés que está generando dentro y fuera de la comunidad educativa y científica. Si queréis saber más sobre Micro-Combat, os invitamos a que os pongáis en contacto con nosotros y os mantendremos informados de su evolución.

¡Abrazos lúdicos! (¡¡¡Pero sin que corran los patógenos!!!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.